Only logical behavior

Archivo para septiembre, 2008

Restaurar la armonía

Todo borroso. No he tenido un buen día y me he pasado todo el día pensando en ir a entrenar, es el único sitio donde puedo estar en paz. Y más, sobre todo, si mi armonía empieza a tambalearse, cosa que hacía mucho tiempo que no me ocurría, y por desde hacía mucho tiempo no tenía nada que decir. Ha sido una montaña de emociones que sólo han podido reajustar 3000 metros de paz.

Así que a parte de volver a sentirme en casa, cosa que no hacía durante unas peligrosas 17 horas, me he dado cuenta de que soy fondista. De 800 en adelante, es una gran descubrimiento tener especialidad aunque me gustaría ser más versátil aún. Los 50 libres se me resisten.

Bueno, estoy peligrosamente cansada, lo que no es nada bueno en mi estado actual. Y creo que sólo voy a esperar a hablar con mi conciencia de 1,63 y sentarme a esperar que un milagro ocurra. Lo que no veo nada posible.

Anuncios

Nueva plantilla

Me he pusto una plantilla hippie ecologista de mierda, muy verde todo. Pero el formato me ha molado, salvo los quotes y los colores. También le he cambiado la cabecera porque la que tenía era un asquito.

Es una mierda si no se pueden modificar, masmolaría ponerle fondo, como al Twitter. Pero paso de pagar.

The Noel’s Show (II)

N – El mejor árbitro que he conocido se llamaba Reto. Se hizo árbitro de fútbol porque fue a ver a un amigo suyo que arbitraba y le dieron una paliza.

S – ¿Y por eso se hizo árbitro?

N – Es que era boxeador.

Las historias de futbolista de mi padre.

El culpable de la generación de niñatos actual

Hoy cuando me hacía el cafelito a las 7 de la mañana me he dado cuenta de algo muy curioso. Les ves pasar por la calle, esos niñatos bobalicones, descerebrados, generalmente jesys y mocosos que se cortan las venas; esos niñatos que se agrupan como vacas en las modalidades de Sociales, que no saben escribir ni su nombre (firman con una X) y que creen que con ir a calentar la silla a clase ( y a veces ni eso) es suficiente.

He encontrado el culpable de esta generación tan lamentable, la culpa la tiene Doraemon. Esa serie llena de incongruencias científicas y naturales: cómo puede un gorrito con las aspas de un díametro de unos 5cm a lo sumo, aguantar el peso de un niñato tan gordo como Gigante o tan cabezón como el propio Doraemon (que además es una máquina y el metal pesa; y no, no está hecho con nanotubos de carbono); cómo un niño puede, a parte de la generación actual de lameluzos, suspender en primaria si sólo hay que pintar; cómo puede hacerse una falda que desafíe la gravedad como la de Sisuka; cómo un gato (Mimi) puede enamorarse de un robot que no tiene forma de gato, ni tiene orejas, ni huele a gato, ni tiene tan siquiera unos míseros bigotes (que son tres rayas pintadas) y que tiene una pelota pegada a la cara a modo de nariz; cómo puede un niño ser tan soberanamente tonto como para seguir siendo amigo de un gordo pelotudo que le pega todos los días a la salida del colegio; y lo más importante, y la mayor incongruencia física de la serie: cómo puede un gato sacarse de un bolsillo, una máquina del tamaño de una habitación (e incluso castillos), una máquina del tiempo que se supone que funciona con agujeros de gusanos (1) o que las hace (2), y entrar por donde le da la gana si las puertas interdimensionales son fijas en el espacio (1) o no se ha destruido el tejido de la realidad (2). Normal que con tantas mentiras (por no hablar del gobierno) salgan niños casi descerebrados.

• The Great Below – NIN

No hard feelings

A parte de no tener un día muy bueno, he aprendido que no soy rencorosa.

Vava, es cierto, miento soberanamente, soy una rencorosa de tres pares de cojones. Pero no de ese rencor que carcome, sino que es un almacenamiento de datos por si alguna vez lo necesito en una futura discursión, pero no me molesta. Soy como una memoria RAM o algo así.

Pues eso, que últimamente estoy contenta. Estoy haciendo lo que quiero (menos Biología, malditos incompetentes), nado y en mis días libres hago el resto del triatlón (me lo he planteado, eh? Que pena que no me gusten los físicos de las triatletas), estoy haciendo nuevos amigos y espero mejorar pronto.

Eso sí, tengo un cansancio equino y allá donde me recuesto me duermo. Por lo demás todo estupendo sólo que Laurito me ha desaparecido, a estas alturas empezaba las clases y llevo tres días sin hablar con ella. Tengo mono de Lauro.

Voy a repasar Física y a mimir.

Ganas renovadas

Lo reconozco, entrenar todos los días lectivos harta un poco. Pero hoy, a las 3:16 de la mañana, después de haber pasado un día sin nadar y habiendo acabado harta el viernes de tanto entrenamiento, declaro oficialmente y a voz en grito que tengo ganas de nadar. Ahora mismo, por la noche y al aire libre.

Lo que pasa es que tengo un pequeño problema con esta piscina (a parte de que las calles son muy estrechas y vamos 8 en la misma) es que el recinto y los azulejos son muy oscuros y queda un ambiente un tanto tétrico y triston cuando tienes la cabeza bajo el agua (la piwi de verano masmolaba mil, era una maravilla de luminosidad). Pero por lo demás, y no sólo la sensación de parecer un barco a motor sobre el agua sino la sensación tan inmensa de satisfacción que te queda después, necesito ir a nadar.

Me voy a dormir.

PD: Lauro, recuérdame que cuando te vea te pase una movida de Rugby, másmola.

Echoplex

Nice and high and far apart
just like they said
i built this place with broken parts
just like they said
you chip away the old version of you
you’d be surprised at what you can do
i’m safe in here
irrelevant
just like they said

my voice just echoes off these walls

you feel me breathe
i am watching you
i see it all
the many ways you can’t get to me
i see it all
i see the hell you put yourself through
oh the things i could do (if i wanted to)

my voice just echoes off these walls
my voice just echoes off these walls
i don’t need anything at all
my voice just echoes off these walls

and i just slowly fade away

you will never ever get to me in here

Me encanta. : )

Nube de etiquetas