Only logical behavior

Archivo para la Categoría "Soy un desastre"

Hoy tampoco

No, hoy tampoco se me ocurre nada que escribir. Bueno sí, el inicio de varios post los tengo, pero me quedo atascada, así que os quedáis sin nada.

Por lo menos he actualizado aspecto y avatar de Twitter, he jugado a los juegos de Facebook (que tengo una granja, un restaurante y un cerdo a los que cuidar), he trolleado un poco por aquí y por allí. He descubierto una cura instantánea a mi dolor de rodilla, he comenzado a usar Spotify más a fondo ya que no puedo usar iTunes. He visto el capítulo de Flashforward de esta semana (1×03), me ha gustado, más que el piloto he de decir. Resulta que el chino desnudo al final está bueno y todo, pero no por eso me ha gustado el capitulo. Ando algo quemada por toda la mierda que hay por todos lados, está todo muy jodido, mires donde mires, es frustrante.

Tnego una mala noticia: he reacaído, he vuelto a escuchar Terrible Lie (canción que escucho impulsivamente varias veces al día y de la que trataba desintoxicarme). No ha habido éxito. Y mañana tengo dos exámenes. Y creo que ya. A pastar.

• Terrible Lie – Nine Inch Nails.

Anuncios

Back to work

Esta semana fui a hablar con mi entrenadora. Ambas estamos de acuerdo en que no estoy en condiciones adecuadas para competir este año -además de por petición propia, que esta en 10 días me endereza-. Así que este año entreno igual pero la disciplina me la tengo que llevar yo solita, ya que, al no competir tengo que dejar mi plaza de preparatoria libre para que otro pueda y a mi se me ha dado la opción de entrenamiento libre (mucho mejor respecto a horarios y tal).

Así que hemos cambiado de piscina, de rutinas -algo más efectivo, ya sabéis, más trabajo en menos tiempo-, supongo que tendré que volver a cambiar mi alimentación, adelgazar todo lo posible, muscular bastante. Quizá volver a cortarme -más todavía- el pelo, por las molestias de tenerlo siempre mojado. Comprar equipo nuevo, calcular horarios. Calculo que empezaré con largas distancias, como debería ser. Luego algo más dinámico y al final todo junto. Este año lo tengo que hacer bien, porque compito contra mi yo o algo parecido. Cuantas más horas al día pase metida en el agua, mejor. Espero que todo sea positivo y constructivo. Y que gracias a todo esto, me den beca deportiva para la universidad y tengo grandes esperanzas en lo de nadar sola, porque nadar con 8 más en la misma calle me agobiaba muchísimo.

Es una buena noticia volver a casa (a nadar, me refiero), siempre me ha hecho sentir mucho mejor y ha guardado la armonía dentro de mi cabeza e incluso impulsa mi productividad.

• What Ever Happened – The Strokes

PD: ¿Alguien se ha dado cuenta de que el 80% de esta entrada era de relleno? LOL

So far, I’ve been down that’s true

Mientras se instala el RoM (cuando juegue, haré post). Voy a escribir algo.

Últimamente mi vida se ha convertido en un agujero, resumido en miedo y odio; lo que me producía más miedo aun porque nunca había sentido nada así, demasiado surrealista. No recuerdo cuándo ni como comenzó todo, sólo sé que he llegado a tocar más abajo que el fondo y no ha sido una experiencia nada constructiva. No es la primera vez -ni la segunda, ni la tercera, ni tampoco la última- que toco fondo, pero esta vez ha ido demasiado lejos. Absolutamente todo, el mundo, la realidad, mi personalidad y mi relación con los demás se ha tambaleado como un castillo de naipes si no ha caído. Lo peor de todo es haber suplantado mi indiferencia natural por el miedo a todo: he llegado a tener miedo hasta de dormir (he pasado varios meses sin dormir o durmiendo muy poco y te destroza el cerebro, en serio); y una ira demasiado irracional para proceder de mi, estar enfadada por todo siempre y llena de odio casi cava mi propia tumba y me entierra. Casi pasando de un personaje de un libro de Palahniuk a ser el propio Bret en Lunar Park (por lo de siempre enfadada). Todo eso era demasiado pesado para que mi pobre mentalidad pudiera soportarlo. Al principio, como todo, no me importaba estar en lo más alto o en lo más bajo; pero después de todo lo que he pasado, he visto pero no he visto y he sentido, es algo que no se lo deseo a nadie.

Quizá tuviera que ver la expulsión de mi vida de todos los que denominaba mis amigos -demasiados años tirados a la basura-, unas justas y otras injustas, no voy a fijarme en eso porque la verdad que me la suda bastante, creo que los utilizaba como ancla a no caer más al fondo y la mayoría ya no me eran útiles. No nos vamos a engañar, tampoco los echo de menos (eso dice bastante de la relación que tenía con ellos). Pero hay quién no lo deja pasar, eso me cansa y me irrita un poco ¿No puedes, no sé, molestar a otro o rehacer tu maldita vida? En parte ha sido una gran y genial descarga y por otra he quitado una de las cuerdas que me evitaban que me tirase a mi misma a la cuneta. Y ahora al salir y conocer otra gente fuera de este tuburio de ciudad, he conocido que realmente la gente no es tan mala, retorcida y superficial como lo son aquí. Pero eso es un tema a parte. Tampoco -aviso- hay que llevarse las manos a la cabeza porque no tenga ganas de hablar, cosa muy común en mi.

Por suerte, hoy al menos -no sé mañana- puedo decir que estoy mejor y quizá haya salido del bache momentáneamente. Lo he hecho yo solita, me he sacado del agujero y me he sentado en el borde, y bueno, creo que es un motivo de alegría para mi. De ser un zombie, a desaparecer completamente hasta para los que vivían en mi propia casa y ahora, bueno, las cosas están mas o menos bien. He recuperado mi insensibilidad, mi integridad y bueno ahora las cosas ya no me impactan tanto y no les doy tanta importancia. Aunque todavía esté sujeta por hilos, hoy no me quejo. Creo que después de tanto lío me merezco un comienzo nuevo, no sé. Que por lo menos ya duermo : D.

Mac vamos

Me he traído el Mac de vuelta a casa, mejor un Mac roto que un PC. Funciona a medias, pero como tiene la placa bloqueada no se puede formatear. Tuve que pelear bastante por él -y por ello, en parte me pasé el día encabronada-, si no me lo traía yo se lo traía mi padre, para posteriormente destriparlo. La única solución: una placa nueva (he leído que mi generación de Macs Minis da guerra con las placas), probablemente carísima. Así que mi señor progenitor y yo hemos llegado al acuerdo de que me aguanto hasta navidades, curro, y por primera vez en 10 años voy a ser pagada por currar y se me devolverá en forma de un Apple nuevo.

Lo jodido es elegir Mac. Me pica un portátil, pero pagar el mismo precio por comprar un MacBook Pro que por un iMac, y encima se me puede joder/robar/etc. No se compra en portátil, ya me pillaré un Asus para hacer virguerís. Así que seguramente, pillaré un señor iMac, quizá para la carrera me ayude bastante (lo sé, no se necesita un superordenador para utilizar el MatLab).
Me preocupa el destino de mi pobre Mac. Quizá, en un futuro, al estar yo eclipsada con el iMac nuevo, aproveche mi padre y lo destripe o algo peor (quizá consiga revivirlo y le instale Ubuntu, eso es peor), quizá puedo guardarlo con recelo hasta ahorrar para comprarle una placa nueva (¿qué coño hago yo con dos Macs, entonces?), quizá venda lo que quede de él, quizá tenga 30 o 40 años y lo siga guardando como oro en paño. Ninguno de los posibles futuros que le esperan me parece muy esperanzador, lo admito, le he cogido cariño y casi somos un matrimonio inseparable (aunque Lauro dijese que era una mierda y mis demás visitas se rieran de su pequeño tamaño, lo que hizo que entrase en cólera), lo hemos pasado mal juntos, nos hemos peleado, pero me parece un triste final para un camino tan largo, uno de 4 años. Durante tanto tiempo no me ha dado un fallo grande, no como un PC que estornudas y te salta un pantallazo, con la edición de fotos estoy contentísima y en todos sus aspectos. Me empezaré a hacer a la idea, hasta entonces lo utilizaré y guardare, si hace falta cortaré manos.

Por lo menos puedo internetear con él, es un alivio. Es como volver a casa después de mucho tiempo. Así que actualizaré más a menudo y he recuperado el TweetDeck, al menos.

La noche en negro

El sabado 19 por la noche hasta el domingo 20 amanecer, era la Noche en Blanco en Madrid. Una noche donde se supone en la capital hay todo tipo de actividades culturales hasta tarde. Como buenos jovenes estudiantes, fuimos a ello.

Voy a resumirlo con una frase: vaya-puta-mierda. Las actividades, en plan ”alternativo” estaban, la mayoría, realizadas por estudiantes. Los museos, abiertos hasta solo la 1 de la noche (para una cosa que había donde se podía ir), ninguna actividad de ciencias (porque para ver árboles con bolsas de pis de borracho colgados en las ramas me quedo en mi casa), el metro hasta las 3 (¡Pero de quién ha sido la maravillosa idea!), los autobuses infestados. La mayoría de las actividades eran una mierda: luces en la Gran Vía -una farola en la mitad y estad contentos-; orquestas de tuppers; una pantalla con proyecciones de cortos en la que todo el mundo estaba haciendo botellón (nosotros también), etc.

Después del botellón, nos decidimos a entrar al Dark Hole, uno de las discotecas que participaba en la noche en blanco; un sitio de goticos setenteros en el que David Bowie brillaba en los pequeñas pantallas como un ser superior o algo parecido -no tengo nada en contra del hombre-. Como podréis imaginar, a parte de no bailar ni dios y estar lleno de horteras, la música tampoco incitaba, y puedo asegurar que, salvo nosotros, ninguno de los presentes bajaba de los 35 años. Las Coca-Colas estaban a 8 euros, los chupitos ya ni pregunté y la farla volaba como polvos de hada en el lugar.

Después de un par de horas de hacer el cabra entre los góticos enclenques, Alex se puso malo y nos salimos casi todos. Esto es un consejo para salir por la noche: evitad las personas ”quiero ser el centro de atención”, os evitáis drama seguro. Y más si es una tía. Lo bueno de la noche: que conocí a Zel y su compi de piso, Jose. Por supuesto, los fideos de 2 euros que vendían los chinitos en cada esquina de las calles.

A eso de las 8, tras haber visto cómo le pegaban bien a un policía y a los dos minutos aparecían 14 -contados- más, y varias peleas callejeras bastante brutales, e irnos todos para casa con los culos fríos de estar esperando a que se acabase el drama. Cogimos los autobuses, todos mis acompañantes cansados, dormidos y alguno algo borrachos, cada uno para casa y ahí acabó la Noche en Blanco para nosotros.

Señor Gallardón, no engaña a nadie, no haga las cosas a la mitad que gasta usted dinero por gastar.

Disminución frecuencial

Bueno, voy a estar dos semanas sin Mac (*se oyen sollozos de fondo*) que lo he llevado a ampliar y me las estoy apañando con el portatil de mi padre… un Pc, estoy frita.

El caso es que no creo que vaya a postear mucho estos días (si lo hago) y er… bueno no sé, tenía muchas ideas sobre las que escribir pero para dentro de dos semanas cambiaran o se me olvidarán, supongo.

Hoy me ha recetado pastillas para dormir, nunca creí que llegaría hasta tal extremo. El disco nuevo de Muse es una mierda. Y esta semana empiezo las clases. Esta semana es la Noche en Blanco y nos vamos por ahí. Ya esta The Last Show en interné para bajar entero (la despedida es tremenda). Ha muerto Patrick Swayze. Yyastá

De todos modos el Twitter lo actualizaré regularmente, por La Fuerza y el vicio, youknow.

· The Great Below – NIN

El día sin NIN

Como últimamente escucho excesivamente a NIN (más de lo normal, me refiero. El efecto post-concierto) y mis scrobbings suben como la espuma, he decidido pasar un día entero, con sus 24 horas, sin escuchar Nine Inch Nails. Ha sido un día muy duro, y eso que me he bajado toda la discografía de Rammstein (epic), el Invaders Must Die de Prodigy que todavía no lo había revisado con merecida atención (no está mal). el único disco de Black Light Burns: Cruel Melody, que está guapo, antes de que Wes Borland se volviera loco again, y decidí darle una segunda oportunidad a All Hope Is Gone de Slipknot a ver si rascaba alguna canción más (molandome de veras solo Dead Memories, eh?). Que vienen a ser más o menos en total 60 canciones. El problema es que de NIN tengo -atención- 110 canciónes, sin rares ni remixes ni caras B’s. Vamos, una exageración (casi el 10% del total).
Pasadas las 24h -que sí, lo he conseguido- me he tirado al iPod como una desesperada a escuchar Terrible Lie en directo. Casi no lo cuento.
También había pensando en desvancar a Mr. Manson del segundo puesto de scrobblings, pero visto que al 3º que son KoRn le saca 1000 reproducciónes y me iba a costar la hostia, paso.
Otras cosas que había pensado eran rescatar a Faith No More de la charca del olvido de la infancia, si no me da pereza, mirar la discografía de Clint Mansell y encontrar algo nuevo.

Comento a parte, que el The Final Show se ha aplazado del 6 de septiembre al 10 porque Trent está malito (Gripe A, como yo jiji) y el médico le ha prohibido tocar. Es una señal para que no lo deje, estas cosas sólo le pasan a él. Así que tenemos unos días para disfrutar de sus chorraditas vía Twitter y el photoblog antes de que cierre el telón.

• Lie – Black Light Burns

Nube de etiquetas