Only logical behavior

Anteayer, Apple hizo una keynote para presentar su nueva gama de iPods. Me enteré de refilón vía Twitter (8 de cada 10 twits hablaban de ello) ya que desde que presentaron los nuevos iMac con ATI y procesadores Intel perdí la poca esperanza en Apple.

No me voy a quejar de lo feo que es el icono del nuevo iTunes 10, o si se parece demasiado a Windows Media Player. Vengo a anunciar la muerte del iPod como dispositivo de música personal revolucionario tal cual lo conocimos hace unos años. Especialmente y por mucho que me duela, del iPod Nano.

Los iPod (al igual que el resto de los productos de la marca) empezaron a decaer hace un par de años con las ofertas del iPod Shuffle que los hacía tan baratos (Con 1 Gb no te da ni para una muela). Eso hizo que aquella marca innovadora y que disfrutaban unos pocos se expandiese como la pólvora. Resultado: Apple vio la pela y se subió al carro vendiendo productos de calidad media por el triple o más de lo que cuestan. La historia de siempre.

Primero fue el el MacBook Air (aquel portátil que no tenía ni disquetera pero que por caber en un sobre costaba 2000€), luego vinieron el iPod Touch, el iPhone, los Macs cada vez más caros pero menos eficientes, el iPod Nano con cámara y por último el iPad. La gente está dispuesta a pagar el cuádruple del precio que debería tener sólo por tener una manzanita detrás. Eso convirtió a Apple no sólo sino en el reinventor de la rueda (que sepáis que los dispositivos táctiles existen desde hace años) sino que pasaron a ser ”otra marca más”. Otra que te ve como un billete con patas.

Anteayer presentaron el nuevo iPod Touch, un nuevo y espantoso iPod Nano Touch y anunció que el clásico iPod de toda la vida iba a ser abandonado. Véase: patentan el clickwheel (la rueda deslizadora típica de los iPod) pero dejan de crear dispositivos con ella sin ceder la patente. Ole vuestros huevos.

Puede que el sistema operativo siga siendo fantástico, y eso es totalmente cierto. Pero en cuanto a periféricos y gadgets he terminado con Apple.

• Evil – Interpol

Anuncios

Mal parón

Veréis, os explico. Llevaba un buen ritmo de publicaciones hasta que se me presentó la oportunidad de hacer un meme sobre mis películas favoritas (de esto hará como una semana o más). Al ponerme a hacer un meticuloso listado para no olvidarme nada y que me quedase cuasi perfecto, es decir, que lo quería hacer de forma que si dentro de un par de años lo leyese siguiese estando más o menos de acuerdo.
Al ponerme manos a la obra me he encontrado con que para mi es imposible tener una película favorita de todos los tiempos que encabezase el número uno. Una sola al menos. Tengo muchas películas favoritas pero soy casi incapaz de poner una por delante de la otra.

Es posible que esto me lleve para largo por las siguientes razones:

1. No recuerdo todas las películas que he visto ni las sensaciones que me evocan. Por lo que para recordarlo y hacer una lista más o menos objetiva tendría que volver a verla una por una.
Mi situación actual me impide encerrarme una semana entera en casa y ver películas. Lo más probable es que me olvide de alguna.

2. Soy demasiado joven para hacer una lista más o menos acertada. No he visto un montón de películas de los años noventa hacia atrás, y dado que me tienen acostumbrada a escenas rápidas, guiones con muchos cambios de ritmo, etc., es probable que si las viese en este mismo momento no supiera apreciar el valor real que tienen. Pero dicen que el arte es subjetivo.
No sólo eso, sino que hay muchas películas actuales que no he visto y podrían estar en mi lista. Como por ejemplo Inception.

3. Con septiembre se me acerca una montaña de trabajo y papeleo. Así que hasta la mitad del mes o más adelante, quizá, sea incapaz de dedicarle un día entero, como suelo hacer habitualmente, a preparar una entrada.

Procuraré hacerla para que tengáis una idea si queréis hacerla en vuestros respectivos blogs o lo que sea, pero me temo que no me va a satisfacer.

• Kill Rock & Roll – System Of A Down

La gente es imbécil.
Llegué a esta magnífica revelación cuando ni siquiera llegaba a los 10 años y tomé mi ventaja. Pero después de un mal día rodeada del pueblo medio he llegado a la conclusión de que estaba suavizando esa realidad. El nivel de idiotez alcanza límites insospechados, más de lo que creía.
No sólo estoy hablando de ignorancia, algo que fomenta cada vez más la sociedad porque los de arriba así lo quieren. Estar más o menos documentado sobre lo que los demás no quieren ver siempre se ha visto con cierto recelo para el sujeto medio, pero ahora ser el más ignorante está de moda porque es lo que venden las televisiones y es lo que te dicen los amigos.

Hablo de que el ser humano medio es realmente tonto. Independientemente de la lotería genética que signifique ser inteligente o idiota, me refiero a no tener criterio ni pretenderlo, a seguir al rebaño y obedecer lo que te dicen. Suplantar el pretender mejorar las cosas con trabajo y esfuerzo por divertirse constantemente. Opino que independientemente del coeficiente intelectual de una persona, con el interés adecuado puede subsanarse casi todo. Casi todo porque todo el mundo tiene sus limitaciones.
No os confundáis, me da igual exactamente igual lo que las personas se hagan entre sí mientras no me salpiquen ni estorben en mi camino, pero una de las cosas negativas que tiene el no tener criterio es que la gente no reflexiona sobre las consecuencias de lo que hace, no tiene en cuenta las variables exteriores a sus acciones, sólo cogen lo que desean sin importar cual sea la repercusión. Conclusión: el planeta entero está hecho una mierda por esta idea de mierda. Lo mires por donde lo mires, el sistema, la sociedad, la moral, incluso las cosas importantes. Son basura.
No escribo esto como reina de la inteligencia ni del buen criterio, es más no debería ser un modelo a seguir porque no cumplo ningún requisito deseable. Escribo esto para que os preguntéis qué cojones estáis haciendo.

Se suele decir que el diablo está en los detalles y me precio de ser una persona detallista porque así lo creo, ya sabéis, pequeños átomos que forman un todo. Esto se ve tanto en lo bueno como en lo malo y generalmente es el factor que suele inclinar la balanza. Hago referencia a esto porque para saber si una persona es idiota o no, no es necesario ni que abra la boca: todo está en los detalles.

No creo en el karma pero sí creo en el equilibrio, una retribución por las cosas que haces sin pensar en las consecuencias, y cuando estas se vuelven contra ti y para darle más ahínco, contra los que te rodean y te preguntas ”¿por qué a mi?” te diré una cosa: Te lo mereces.
¿Tienes cáncer de garganta por fumar porque era divertido? ¿Estás hecho mierda por los años de ”vivir la vida” que te has pegado? ¿Te ha dejado la novia por que uno de los dos es idiota? ¿Has sido mal padre y te ha salido un pequeño hijo de puta? ¿Pensaste que la vida de un animal valía menos que la tuya? ¿Pensaste que eras el dueño del planeta y lo destruiste? ¿Te han jodido por algo que hiciste, seguramente mal? No intentes excusarte ni echarle la culpa a alguien. TE – LO – MERECES.

Todo el mal que le ha ocurrido al hombre: Guerras, hambre, sufrimiento, genocidios, catástrofes naturales, escándalos. Todos los males del ser humano os lo merecéis como especie y la mayoría de las veces como personas. Por pensar que erais mejor que el resto de los seres que os rodean. Por no pensar. Por idiotas.

• The Real Slim Shady – Eminem

True Blood es una serie llena de momentos bizarros y bestias a más no poder, con los que -y no os voy a mentir- me lo he pasado bomba en muchas ocasiones, más aún esta tercera temporada que han echado mano del mejor gore y las escenas del sexo más explícito para darse fama. También se ha convertido en la única serie que haya visto en mi vida en la que le tenga manía a la protagonista por tonta y me gusten los malos.

Uno de esos personajes supuestamente malos es Russell, uno de los reyes vampiros que ha aparecido en la tercera temporada -de acuerdo al tercer libro, supongo- y que ha despertado en nosotros una extraña animadversión en la que a veces queríamos que le matasen y otras que triunfase con sus malignos planes, un niño impulsivo de 3000 años. En el final del capítulo del 3×09 ”Everything Is Broken”, donde hace la escena con el discurso más grande que ha habido y habrá en esta serie, haciendo que me declare fan incondicional de Russell Edgington.

Os lo dejo aquí porque a parte de no hacer ningún spoiler, deberían estudiarse en las carreras de comunicación y políticas:

http://www.youtube.com/v/wiCTUbwWfCY?fs=1&hl=es_ES&color1=0x3a3a3a&color2=0x999999

Traduzco:

[Presentador hablando sobre la representación de los vampiros en el parlamento americano y las encuestas sobre los votos de la enmienda que aprueba los derechos de los vampiros. Hasta que muere.]

Russell: ”¿Eso te ayuda a decidir, América? ¡No apagues la cámara! Ya has visto lo rápido que puedo matar.

Damas y caballeros, mi nombre es Russell Edgington y he sido un vampiro durante casi 3000 años. Ahora, la Liga Americana de Vampiros desea perpetrar la idea de que nosotros somos igual que vosotros. Supongo que en algunos detalles lo somos. Somos narcisistas. Sólo nos preocupamos por conseguir lo que queremos sin importar el coste, al igual que vosotros. Calentamiento global, guerra perpetua, vertidos tóxicos, explotación infantil, tortura, genocidio. Es un pequeño precio a pagar por vuestros SUV* y vuestros televisores de pantalla plana, vuestros diamantes de sangre, vaqueros de diseño ¡Vuestros absurdos coloridos McMansions! Inútiles símbolos para apaciguar vuestras temblorosas y sin carácter almas. 

Pero no, al final no somos nada parecidos a vosotros. Somos inmortales, porque bebemos la sangre verdadera. Sangre viva, orgánica y humana. Y esa es la verdad que la Liga Americana de Vampiros desea ocultaros, porque mostrles comiéndose gente es difícil de vender en estos días, así que ellos muestran sus amigables caras para pasar su amada VRA sin cometer ningún error. 

¡Mi cara es la cara real de los vampiros! ¿Por qué querríamos exigir derechos igualitarios? Vosotros no sois nuestros iguales. Os comeremos después de comernos a vuestros niños…

Y ahora, el tiempo ¿Tiffany?

Es una verdad universal que todo lo que toca J. J. Abrams en materia de series o películas lo hace de oro. También se le va un poco la mano con los finales, pero ese es otro asunto del que hablaré otro día.
Si bien ya lo demostró al crear Lost o Alias y se notó mucho cuando no fue guionista en la primera serie (las peores temporadas, en las que incluyo el final). Con Fringe lo ha vuelto a hacer y la verdad es que vistas las dos temporadas que hay y a la espera de la tercera, me han ganado completamente.

La trama de Fringe consiste en capítulos cerrados pero a la vez sigue una trama lineal, lo que es un gran descanso para los que fuimos seguidores de Lost. El equipo formado por la agente del FBI Olivia Dunham (Anna Trov), el genial Dr. Walter Bishop (John Noble, conocido por ser Denethor II en El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey) y su hijo Peter Bishop; investigan los sucesos ocurridos relacionados con la ciencia fringe, sucesos anormales, cosas entre el límite de la ciencia y la pseudociencia.

Inicialmente es una mezcla entre Expediente X, Más Allá Del Límite (¿Recordáis el ”No intente ajustar la imagen, ahora somos nosotros quienes controlamos la emisión…”?) y otras series de ciencia ficción de épocas pasadas, pero sin duda marca un nuevo ritmo para este tipo de series y trae casos innovadores que sin duda sorprenden, cosa rara ya que en ciencia ficción está casi todo inventado. Es difícil hablar de esta serie sin hacer un spoiler. Aunque algunos sucesos parecen cogidos por pinzas la primera vez que los ves, al ver el desarrollo y la resolución de los mismos quedas profundamente satisfecho.

Tanto Olivia como Peter y cualquier otro personaje del reparto son sensacionales, pero sin duda alguna el corazón y el alma de la serie reside en el alocado y genial Dr. Bishop. Personalmente, me ha ganado desde el primer capítulo, es un personaje tan singular que logra captar la atención, y seguramente el cariño, de los televidentes. De todos los sacrificios que ha hecho por su hijo Peter y todos los hechos catastróficos, desde la locura consigue alegrarte el día, sin duda alguna John Noble hace un trabajo más que exquisito al encarnar a este científico.

Si no habéis empezado con la serie ya estáis corriendo a verla que el 23 de septiembre comienza la nueva temporada y tiene toda la pinta de que va a ir mejorando con el tiempo.

Sin duda alguna Pixar son los reyes de la animación 3D (en parte porque les respalda una empresa de las dimensiones de Disney). No sólo de la animación sino que sus guiones con mensaje pero a su vez basados en el humor y el entretenimiento, que disfrutan niños y no tan niños.

Pixar durante su historia ha hecho muchos cortos, la mayoría bastante buenos, pero de todos los que he visto (podría afirmar que incluso por encima de For The Birds, uno de los más famosos) el que se lleva la palma es Lifted (Abducido).

Lifted trata de un simpático extraterrestre de nombre Stu que es examinado por el gelatinoso e impasible Mr. B de su asignatura rapto de humanos por abducción -digamos que se está sacando el carnet-. Un pobre granjero que duerme plácidamente es la víctima elegida para la prueba. Lo demás lo tenéis que ver. Es simplemente genial.

http://www.youtube.com/v/maR5JEDBltc?fs=1&hl=es_ES&color1=0x3a3a3a&color2=0x999999

• Through The Gates – Celldweller

Agosto, qué mes

Y como el domingo que precede al lunes, en agosto hay otras cosas que hacer que lo usual. Así que supongo que postearé bastante poco, ando por aquí pero bastante ausente porque no se me ocurre nada sobre lo que escribir, así que no esperéis los normales 3 o 7 posts semanales. No es un cerrado por vacaciones pero casi hasta que termine mi aventura veraniega. El calor, que le fríe los circuitos a una.
Me apetece más leer que escribir, así que ya podéis llenar vuestros blogs hasta los topes de cosas interesantes para leer para mi.

Ayer cambié la plantilla, como podréis haber observado (momento en el que me aburría). La distribución es igual que la anterior: dos columnas, poco mas; pero es más minimalista y el diseño es más CSS. He puesto abajo un widget con posts relacionados y he ordenado los de la barra lateral.
Es decir, que estos días le he estado metiendo más mano al código de la que debería y poco escribir.

Así es agosto, el mes fantasma. Acaba de empezar y ya estoy deseando que acabe todo. El mes venidero trae -espero- cosas demasiado buenas.

Nube de etiquetas