Only logical behavior

Entradas etiquetadas como ‘tipos de amor’

Cosas del amor

Hoy hablando con mi hermana saqué en claro algunas cosas sobre este sujeto, que es más o menos como Bin Laden: todo el mundo sabe quién es, pero nadie lo ha visto.

El caso es que a todo el mundo le hace ilusión enamorarse, tanto cuando tenemos 14 años o 30, aunque sea un tipo de amor distinto a diferentes edades, a todos nos hace ilusión que nos mimen y nos den cariño (dentro de unos límites). Lo que todos sabemos o aprendemos inevitablemente es que el amor es muy puñetero, y que muy pocas veces sale bien; nos crían con esas cosas (sobre todo a las chicas) del prìncipe azul, la media naranja y el amor para toda la vida.

Hay muchos tipos de amor. El más obvio es el de pareja, el más jodido, ese en el que una de las principales partes es el dolor. Este tipo es muy variado porque cada persona tiene una forma diferente de querer, que va desde no saber querer (que es mi caso) hasta ese tipo de personas tan empalagosas o celosas que cansan, y por supuesto a todos nos a tocado al típico cabrón. Otra de las puntualizaciones bastante absurdas es el amor a distancia, pero no de tener un novio y que se te vaya a 1000km; si no el amor tipo messenger, eso de enamorarte de una ventana de conversación, una foto falsa y todo mentiras bonitas creo que es lo peor que puede haber, las cosas se ven en la presencia físico, los detalles, las virtudes y las cosas malas. Todos sabemos que el amor (que es un proceso químico) dura apróximadamente 2 años, en algunos incluso más; ahora lo que hace la gente cuando ve que está dejando de quererse e intentar salvar sus matrimonios/relaciones es tener hijos, así sale lo que sale.

El amor de familia es un tipo de amor muy valorado y muy sobrevalorado en las fiestas (las cosas acaban como acaban). Está el amor paterno, o el de los abuelitos, los tíos, los primos…; sus congéneres son los mejores, lo más guapos y los más buenos. A parte está el amor fraterno, el de hermanos, es amor igual pero con tintes cabrones, dependiendo de la diferencia de edad y la etapa de cada hermano. Y es el que más canta cuando se montan los pollos.

Se puede tener amor a casi cualquier cosa, a tus mascotas, esas que te acompañan y están contigo (y evidentemente les cojes cariño) e incluso a objetos inanimados. He visto a gente llorar porque su objeto favorito se ha estropeado o roto, sobre todo en esta era de tecnología con los ordenadores y otros objetos portátiles. Pero a veces los únicos que valen la pena son los amigos, esos que de los que verdad escasean, puedo jurarlo, el amor a los amigos es como tener un hermano o hermana más, sólo que con más confidencialidad; este tipo de amor es el único que es realmente impredecible porque cada persona es un tipo de amigo diferente, aunque haya categorías como el graciosiete, el amigo de toda la vida que es realmente al que le cuentas tus confidencialidades, etcétera. Pero claro, son un bien escaso, de estos los cuenta uno con los dedos de la mano.

Y claro, un caso que merece mención a parte es el amor no correspondido (que es con el que hablé con mi hermana, pobrecita). Ese amor que no es mutuo y que siempre escuece, que generalmente pasa de chica a chico y el chico, que es mamón ignora y más todavía si lo sabe; pero que el que inicia el asunto de tirar de esperanza es el propio chico, lanzando indirectas (ya sabéis que las chicas con las indirectas se hacen unas historias impresionantes). Mamá y Papá te dicen desde pequeño “te tienen que querer tal como eres” pero en las sociedades de hoy en día esos términos están casi obsoletos, si no eres un maniquí está mal visto.

Así que señoras y señores, el amor es una de esas partes de la vida que tiene más contras que pros, pero que sin embargo hace tu vida un poquito más llevadera.

Anuncios

Nube de etiquetas