Only logical behavior

Entradas etiquetadas como ‘Trent Reznor’

Gonna miss you, a lot

Puedo afirmar con total seguridad, que de la categoría de Música de éste blog el 80% está dedicada a Nine Inch Nails, lo sé demasiado.
Sobre todo últimamente con el tema del concierto en Madrid y la última gira, que nos ha dado un año ajetreado. Hoy vengo para escribir ántes del último concierto (todo esto me produce DEMASIADAS ideas) que es dentro de aproximadamente unas 5 horas en el Wiltern Theater en Los Ángeles.

n709361375_1522696_6526

Para cualquier fan de NIN es un día demasiado grande, porque sabemos lo que nos espera, pero muy triste a la vez. Sobre todo con un grupo que está muy activo en internet y se vuelca tantísimo con los fans, hace concursos diarios soltando a Leo por la calle unas horas antes de cada concierto, sube versiones instrumentales para que los fans hagan lo que quieran y si les gustan las pueden subir en la página, todo tipo de sorpresas, etc.  Lo cierto es que no sé muy bien por dónde empezar con todo esto.
Son muchas, muchísimas horas dedicadas -por parte de ellos y por nuestra parte- a revisar twitters, mensajes del foro, privados, mirar las fotos de los conciertos y videos que hacen los fans, mirar las fotos y videos hechas por cada uno de los miembros que ha pasado por la banda y queda posteado en el Photoblog; revisar promociones, la historia de Year Zero, conjeturas, bromas del Backstage que comparten, revisar setilist de otros conciertos (y morir de envidia), comentar que los 3 primeros discos en directo se cagan y se mean en las versiones de estudio, leer entrevistas, morir de incertidumbre por saber qué famoso traerán de invitado, gente que dedica tiempo y dinero en hacer una página/foro para comprartir con los demás y revisar regularmente The Meathead Perspective (que no será actualizada más, lo que me provoca IRA) por si ha cargado algún flash cachondo nuevo.
Morir de risa: porque a Trent le forraron la habitación de Coldplay cuando los odia; porque una pava se cagó -en el concierto de anoche, ojo- en el foso y encima de los seguratas, saturando mi Facebook el resto de la mañana con coñas y risas interminables; porque Aaron North vuela, duerme en los aviones forrado como una cebolla y parece mariquitilla; que si Trent se pone una peluca jeborra para cantar Joy Division; porque Brett se dedica a correr en calzoncillos por la calle; porque los baños de los hoteles se llaman Trent. Conocer gente gracias a NIN, viajar para verlos, estar de los nervios para que llegue el día que marca tu entrada y sonreír al recordar la noche tan mágica que te fue brindada. Levantarse con NIN, acostarse, hacer deporte, concentraste, relajarse, llorar, reír, cantar y bailar al son de la voz tan distinguible de Mr. Reznor. Que la fecha 09.09 siempre será especial (’89,’99,’09) y que el concierto fue el regalo de mi vida por vuestra parte.

Y recordar como evolucionó todo. Desde un embrión de gigante con ritmos ochenteros muy marcados en Pretty Hate Machine; una furia poderosa y desatada con todos los ingredientes de algo enérgico y potente en Broken y The Downard Spiral; el Santo Grial en forma de doble CD en The Fragile; un gran parón y su vuelta con un With Teeth bastante más reflexivo y algo melancólico; la grandísima revolución de Year Zero, su historia y el pedazo de marketing viral que hicieron; sonidos especiales y genuínos con Ghosts I-IV; y por último algo totalmente maduro titulado The Slip. Todos y cada uno grandiosos, a unos les gustan más unos y a otros les gustan más otros.

Todo esto no habría sido posible sin Ron Musarra, Chris Vrenna, Richard Patrick, Nick Rushe, David Haymes,
LeeMars, James Wolley, Jeff Ward, Charlie Clouser, Danny Lohner, Robin Finck, Jerome Dillon, Jeordie White (aka Twiggy), Aaron North el hombre volador, Alex Carapetis, Josh Fuckin’ Freese (is a homo), Alessando Cortini, Justin Medal-Johnsen (aka ”Am I Sexy?” man) e Ilan Rubin. Todos músicos increíbles.
Del equipo (conocidos) el gran Rob Sheridan por supuestísimo, Atticus Ross, Alan Moulder, Brett Bachemin y Leo Herrera (alguien sabe a qué se dedica este hombre?).

No me olvido de el hombre que contrató, enseñó, aprendió y dirigió a tooodas estas personas y mucho más haciendo una labror increíble, creando y obrando La Magia (al que llamamos Él, cariñosamente): Trent Reznor.

A todos y cada uno os doy una o mil gracias por a ver compartido un trozo de ese mundo con nosotros y haberme dado una de las mejores etapas (sino la mejor) de mi vida. THANK YOU!
Espero veros a todos en un futuro cercano en un nuevo proyecto algo apoteósico. Os voy a echar muchísimo de menos.

• Exogenesis: Symphony pt.3: Redemption – Muse

PD: Trent, te espero para la Wave Hello Again, My Divorce Took All My Money Away Tour”. Aunque espero que Mariqueen no sea Yoko Ono 2.0 y te sepa querer como te mereces :’)

PD2: Se puede seguir el concierto más o menos aquí, aquí y vía Twitter

Anuncios

30.07.09

Paso a relatar el concierto de NIN en Madrid o también conocido como el mejor concierto de mi vida.
La odisea comenzó el día anterior a las 17:35 de la tarde, que era cuando llegaba el autobús de Lauro directo desde Vigo (una puta matada) y en la estación de tubuses conocí a Laura (la otra Laura, vaya) muy simpática; nos metieron un sablazo en Sol de 2,80 una Coca-Cola y para casa zumbado. Pasó la noche, cenamos, armamos el campamento, rajamos como mucho rato (todo esto sin voz y con los mocos que me colgaban por las rodillas) y a dormir.

Nos levantamos como muy pronto, estuvimos mil horas para prepararnos (bueno, a media hora por cabeza y el resto rajando y por interné) y salimos para Atocha a recoger a Perá (me encantaron tus gallumbos verdes), a Jairo ( que salió traumado por las dos claras a 7€ y por la cadena del wc en la ventana) y a Diego (que se enamoró de mi vaselina,lol). Llegamos… 0 señales de vida, dimos ochenta vueltas hasta que vimos a Pere asomado por la ventana del hostal saludando cual mariquita loca. Subimos (a la habitación de Lauro), dejamos los enseres y tocó localizar a estos individuos. Estaban, como dije sabiamente, donde había cachondeo (vaya peña ajaja). Comimos de gratis, nos reímos mucho y a la cola a morir de calor. Nos comimos 4 horazas de cola al sol en medio de ninguna parte, nos dividieron por no sé que tema de mierda de entradas VIP (entraban una hora antes y tenían la primera fila asegurada, un timo porque acabamos en primera) y al fin entramos. Previamente a eso conocí a Albret, a Ris brevemente, a Jose y a Brane que llegó corriendo. Una de las cosas que más me moló es que, en el meadero de un bar en frente de la Riviera, en la puerta, estaban escritos los nombres de todos los que habían pasado y al concierto al que habían ido (Muse, Deftones, Manson, Korn…) fue un momento sentimental mientras le cambiaba el agua al canario. Entro, me hacen dejar la cámara en consigna (2 pavazos) porque dicen que es muy grande. Mecagoentodalaputamadredetodoelmundo,malparidos. Nos separamos y pillamos sitio Lauro y yo en 3ª fila, desde la que podemos ver a Diego agarrado a la valla como si le fuera la vida en ello, a Ris en su trono real (como siempre, que se rompe) y la cabeza de Pere esperando pacientemente.

Nos tocaron telonerazos, Alec Empire (un pavo que se parece demasiado a Brüno). Vale lo reconozco, me molaron, los teloneros de cualquier concierto que más me molaron, incluso Kannon, porque me sabía las canciones, básicamente. Y también me enamoró la compañera, totalmente eficiente y sin inmutarse, no paró en todo el concierto; hacía coros, pilotaba la música, hacía mezclas y tal. Y el tío casi se tiró al público, muy buen espectaculo.

Se acabaron los teloneros y toco esperar (mientras Lauro se reía de mi cara) a Él, a El Único y todos los demás adjetivos en mayúsculas que resumen su genialidad. A Torreznor, vaya. Y fue una espera intensa, ya un poco cansados (4 horas de cola, un simpa, los saltos con Alec Empire). Y de pronto se hizo la luz…  y sonó The Beggining Of The End (esperabamos Hyperpower y nos decepcionó, que canción más sosa, la madre que los parió) canto, grito, salto como una cerda, todo esto sin voz, con una gripe de aupa y fiebre. Muchas caras B, mucha gente que cantaba con la boca pequeña porque no tenían ni puta de lo que tocaban (me moló mil). Last, The Collector, March Of The Pigs, Discipline, Something I Can Never Have (casi me salgo), Reptile, Banged And Blown Throug sin Saul Williams, Meet Your Master, Burn, Gave Up, La Mer (el momento más especial del concierto, creo), Non-Entity (buf,buf), discursito sobre la decisión que había tomado (:_( ), Gone, Still (siii), The Downard Spiral, Heresy (temazo en directo), Wish, Survivalism, Hurt, The Hand That Feeds y después de Head Like a Hole, tiró la gitarra a cagar y se piró.

Mapestó: Sin bises, sin Echoplex, sin Not So Pretty Now, sin Right Where It Belongs, sin The Line Begins To Blur, sin Starfuckers Inc. (que es lo minimo, por dios). Y se me hizo super corto. Aprendí una lección valiosa: no volver a reírme de Trent cuando en la segunda canción suda como un cerdo, nosotros estábamos peor. Defendí a Lauro de un pirado que acabé pegando (*V*), me gané el nombre de Kevin Spencer y demás.

Luego nos fuimos a un Kebab de mala muerte, conocí lejanamente al resto del gentío pero me la sudaba ya, que estaba al borde de la muerte. Hablé con Brane  y me mandé mudar.

Así fue como vi mi primera y última vez a Dios, como fui a mi primera quedada, fue casi perfecto (escepto por muchos factores), pasé un día inolvidable gracias a vosotros, chicos. Muchísimas gracias, y espero repetir en noviembre (que estéis T-O-D-O-S, porque cada uno es un mundo genial) en Bilbao en el de Rammstein. Y me subí al avión con 40 de fiebre :/.

Y sobre todo muchas gracias Trent comosilofueraaleer, no sólo por haberme dado el concierto de mi vida, sino por acompañarme cada día cuando me levanto o cuando salgo de entrenar. Muchas gracias por haber creado algo tan maravilloso como lo que tú has hecho y habernos transmitido algo tan grande. Siempre seremos tu público.

6493_115557345495_599665495_2752363_4207385_n(Foto sacada por Albret, porque mi cámara estaba requisada)

Nostalgia musical

fotlimp2

Desde la movida del cuello y como tengo que reposar, desde ayer he estado recordando mi época dorada musical (bastante precoz y post-punketa) en la que, como todo era nuevo, nos pasabamos mi hermana y yo el día entero escuchando discos y discos que nos venían como agua de mayo. Por aquel entonces (estamos hablando de finales de los 90) donde en vez de bajar canciones, alguien se compraba el disco y grababa cintas a todo dios; Slipknot eran los nuevos, KoRn, Marilyn Manson, System Of A Down, Limp Bizkit (con el imprescindible West Borland) y Deftones estaban en la flor del éxito y de la vida; y comenzaban lo pequeños brotes de Disturbed, Mushroomhead o Mudvayne (qué grande LD. 50). Otros grupos que se escuchaban por nuestras áreas eran los conflictivos The Prodigy, Faith No More, Linkin Park y su Hybrid Theory, Machine Head pero así por encima, Soulfly, Guano Apes, Drowning Pool hasta que (dicen) el vocalista se suicidó, Rob Zombie y muchísimos mas que no llego a recordar todos, pero que si llegase a nombrarlos tendría que hacer una enciclopedia.

Y por supuestísimo el intemporal Trent Reznor (he is our hero) y Nine Inch Nails que nunca decayeron y siguen siendo grandes hasta el último concierto de ésta gira. En la que se despiden a lo grande.

El caso es que recordando la discografía de Deftones, muy grande, caí en la cuenta de que casi todos mis grupos de la edad dorada se separaron, se van desintegrando poco a poco o decayeron; lo cual me hace sentir muchísima nostalgia de como mi hermana y yo abrimos la edición especial del Mechanical Animals de Mr. Manson cual niño con su primera Nintendo 64, y lo escuchamos hasta la saciedad encontrando algo nuevo en cada nueva escucha. Nostalgia de contar los días para un concierto (como yo hago ahora) o para la salida de un disco que no nos iba a defraudar, como Issues de KoRn donde cada canción es mejor que la anterior.

Ahora los grupos nuevos pasan por nuestras vidas sin pena ni gloria, sin innovar y sin sorprendernos, grupos que no recordaremos por tener una época para ellos sólos en el que invertíamos nuestro tiempo en escuchar sin cansarnos sus magníficas canciones, llegando a la devoción por ellos, e incluso rememorar esa época muchos años después. Aún tengo ilusión por que vuelva a aparecer un grupo de los que tatúan su nombre en tu corazón. Pero ya no es lo mismo. Ya no es mi época dorada.

• Damone – Deftones

Nube de etiquetas